Carisma – Cómo dejar una poderosa impresión en las entrevistas de trabajo II

13 08 2010

gh
Like this at Facebook Be the first in your friends to like it

gh

gh


Este post es la continuación de la primera parte Carisma – Cómo dejar una poderosa impresión en las entrevistas de trabajo I. Ante el éxito de la primera parte y las peticiones de algunos de mis lectores, me he apresurado para poder ofreceros la segunda parte de la serie Carisma.

estrella-carismaEn este post trataré el segundo paso del proceso para desarrollar carisma (una vez más tomaré prestados los consejos del genial Andrew Leigh para aplicarlos a las entrevistas de trabajo y poder brillar como una estrella entre el resto de candidatos).

gh

Paso 2: Ser nosotros mismos

La mejor manera de llegar a ser carismático es siendo una persona única y original. Según Leigh existen siete comportamientos que potencian nuestro impacto personal a través de la propia personalidad: fluidez, confianza, presencia, originalidad, valentía, pasión y apariencia. En este post veremos fuidez y confianza.

gh


1. Fluidez

La fluidez comunicativa se ha convertido en algo obligatorio hoy en día en el mundo laboral. Para desarrollar nuestro carisma necesitamos manejar con facilidad palabras, frases, expresiones, ideas, valores y sentimientos con un vocabulario rico. Además no basta con expresarse bien, es necesario ser entendido por la otra persona. Si el otro no lo ha entendido, es como si no lo hubieramos dicho. Para que ser entendido es imprescindible hacer coincidir palabras con actos. Este es el verdadero significado de fluidez comunicativa y se resume en:

  • Hablar con facilidad: muchos estudios demuestran un vínculo entre éxito profesional y un vocabulario rico. Sin embargo en nuestra vida cotidiana usamos una cantidad muy reducida de palabras. Tratemos de usar un léxico variado en entrevistas de trabajo, sin llegar a resultar pedantes. La mejor manera de obtenerlo es practicando la lectura. Asimismo, tratemos de evitar repeticiones o muletillas del tipo “ehm”, “es que”, “bueno pues”, etc. Pueden transmitir inseguridades y dudas. Estudia tu trayectoria profesional y prepara los mejores términos cuando seas preguntado por tus experiencias laborales pasadas.
  • Hablar de forma alta y clara: en las entrevistas procura hablar suficientemente alto y claro para ser entendido. Estamos tan acostumbrados a nuestra propia voz que en ocasiones hacemos un mal uso de ella. Si no hablamos alto y claro transmitiremos timidez, miedo e inseguridad. También procuremos hablar de forma relajada y tranquila, incluso si la entrevista se pone agresiva (puede darse el caso) no pierdas los papeles y demuéstralo con un tono de voz optimista y seguro.
  • Simplificar ideas complicadas: los grandes líderes son grandes simplificadores, son capaces de proporcionar una solución que todo el mundo puede entender fácilmente. Esto se debe a que la atención humana completa dura apenas 15 segundos y a partir de este punto se reduce considerablemente. Por eso es tan importante aprender a simplificar nuestros mensajes. En entrevistas de trabajo nuestras respuestas no deben ser más extensas de 1 minuto (incluso si nos piden resumir toda nuestra trayectoria profesional). Se trata de simplificar englobando todas las tareas que hemos realizado en un puesto, sobre todo si tiene relación con la vacante a la que optamos. Simplificar correctamente es una tarea difícil de improvisar, por ello prepárate las preguntas más típicas con respuestas adecuadas y concretas (pero sin memorizarlas, el entrevistador lo descubrirá).
  • Comunicar de forma convincente: comunicar un mensaje de forma convincente depende de la pasión y entusiasmo que empleemos (para poder convencer a otros primero debemos estar convencidos nosotros mismos) y el contenido creíble del mensaje (que sea lógico, con datos que refuercen, expresar primero la información más importante). Pensemos en argumentos de peso por los que decidimos estudiar nuestra especialidad y porqué hemos dejado nuestros trabajos anteriores. Cada paso en nuestro CV debe tener una explicación convincente. Acompaña tus logros con datos concretos como cifra de ventas, reducción de costes, etc. Un arma muy poderosa para mostrarse convincente es el contacto visual. Si lo mantenemos al hablar sonaremos infinitamente más creíbles. Si lo eludimos, puede dar la impresión de estar inventándonos lo que decimos.
  • Hacer vivo el mensaje: da vida a tus palabras a través de imágenes visuales memorables y tu impacto personal aumentará considerablemente. Para ello un factor de ayuda muy importante es el lenguaje corporal. Quizá este punto pueda ser más aplicable a las dinámicas de grupo en las que tiene más cabida el lenguaje corporal para convencer al resto de compañeros.
  • Aprender a utilizar el silencio: si bien un buen uso de las pausas puede ejercer un importante efecto en nuestro impacto personal, en las entrevistas el efecto es mucho más reducido. Por ejemplo tómate unos segundos antes de responder para ordenar tus ideas y mostrar dominio de la situación, pero no alargues demasiado el silencio. Si el entrevistador se queda callado ante una respuesta nuestra, nos está diciendo que quiere que ampliemos la respuesta.

gh

2. Confianza

La confianza en uno mismo es una parte vital para construir carisma. La confianza genera poder para afectar e influir en los pensamientos y comportamientos de las personas. Pero no lo confundamos con prepotencia o arrogancia, nunca mostremos ninguna de ambas en una entrevista. Seguro que alguna vez te han dicho “encontrarás muchas mujeres/hombres en tu vida, pero ninguna como yo”. Esa es la última actitud que necesitas en la entrevista. No te muestres arrogante, pero sí confiado. Existen algunos comportamientos que nos ayudarán a construir confianza en nosotros mismos:

  • Señales corporales: mantente relajado, en control de la situación, con un propósito claro, con un buen contacto visual, las manos encima de la mesa, evitando tics nerviosos.
  • Actuar como si: compórtate como si los demás estuvieran deseosos de verte y escucharte, actúa como si te respetaran profundamente y es muy probable que terminen haciéndolo. La gente te verá como tú te veas a ti mismo. Si te comportas como una víctima que mendiga un empleo, así serás visto por el entrevistador. Gánate su confianza transmitiendo confianza en ti mismo.
  • Escenarios y afirmaciones: se trata de una gimnasia mental personal acerca de posibles escenarios que podemos crear en nuestra mente en una entrevista para influir en nuestro comportamiento dándonos mayor confianza. Por ejemplo piensa que tu entrevistador se encuentra en una situación embarazosa, de esta forma en tu mente, tu confianza se verá fortalecida y la de tu entrevistador debilitada. Averigua la situación mental que más te favorece. Refuerza esta situación con afirmaciones mentales permanentes del tipo: “soy una persona muy interesante”, “esta entrevista en un éxito”, “está deseando escuchar mi trayectoria profesional”, etc.
  • Inteligencia emocional: consiste en conocer lo que le está ocurriendo emocionalmente al resto de personas, a la vez de ser consciente de cómo se ven afectadas nuestras propias emociones. Se trata de un radar capaz de leer la dinámica social del entorno. Nuestro impacto personal mejorará si somos capaces de percibir el componente emocional de la gente con quien interactuamos. Permanece alerta a los gestos involuntarios del entrevistador para percibir sus emociones, de esta forma podrás conocer si te está lanzando una pregunta trampa, qué tipo de respuesta espera, etc. Mantén siempre el contacto visual con él y adivina lo que pasa por su cabeza, como hacen los buenos jugadores de póker. Detente en su respiración, para saber si está nervioso o relajado. Observa la sala donde se desarrolla la entrevista, en qué lugar te invita a sentarte, esto puede darte pistas sobre quien quiere que esté al mando de la entrevista, te está diciendo si quiere que hables más que él o lo contrario. Distingue el nivel de energía de tu entrevistador a lo largo de la entrevista, si decae es una mala señal, quizá hayas contestado algo inapropiado. En ese momento trata de aumentar tu nivel de energía para crear un efecto contagio.

gh

En el siguiente post, Carisma III hablaremos sobre la presencia, originalidad y valentía dentro todavía del paso 2 para desarrollar nuestro carisma.

gh

Add to FacebookAdd to DiggAdd to Del.icio.usAdd to StumbleuponAdd to RedditAdd to BlinklistAdd to TwitterAdd to TechnoratiAdd to Yahoo BuzzAdd to Newsvine

gh
Like this at Facebook Be the first in your friends to like itAdd to Google Buzz

gh

gh

Anuncios

Acciones

Information

One response

27 09 2010
Jaidy Flores

Como siempre tan atinado,pero hoy mas q siempre,mucho hemos hablado sobre inteligencia emocional tan importantante en todos los niveles,este es el camino Francisco.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: