Sueños de juventud

30 08 2010

gh
Like this at Facebook Be the first in your friends to like it

gh

gh

gh

Con motivo del Día Internacional de la Juventud celebrado el pasado 12 de Agosto, los medios de comunicación nos informaron de una terrible realidad con titulares como el del diario El Mundo: “El récord del paro juvenil amenaza con crear una generación perdida“. Algunas datos alarmantes de este artículo son:

  • La tasa de paro juvenil alcanzó en 2009 el 13% a nivel mundial, lo que supone cerca de 81 millones de jóvenes entre 15 y 24 años.
  • Se estima que esta cifra aumentará en 2010. Según expertos de la Organización Internacional del Trabajo, los jóvenes ya no saben ni dónde ni cómo buscar empleo.

españa desolada

gh

Pero si alarmante resulta el artículo anterior, el siguiente titular es cuando menos desolador: “La tasa de paro juvenil de España triplica a la mundial“. El caso de España es realmente grave, ya que la misma tasa se situa en el 40%.  Ante un panorama tan dramático, es lógico preguntarnos ¿cuales pueden ser las causas de la brutal sequía del mercado laboral español?

gh

En principio se pueden identificar dos tipos de causas:

  • Desde el punto de vista de los oferentes de empleo (los trabajadores): el paternalismo de la tradición católica unida a la psicología del carácter español frente al capitalismo protestante.
  • Desde el punto de vista de los demandantes de empleo (las empresas): el carácter empresarial español (en el siguiente post El carácter empresarial español).

gh

El paternalismo de la tradición católica unida a la psicología del carácter español

Si reflexionamos sobre los sueños juveniles en España con la ya clásica pregunta, ¿qué quieres ser de mayor? las respuestas serán variadas aunque, por desgracia la mayoría se podrán agrupar en dos categorías:

1. Personas no formadas que responderán mayoritariamente futbolista o concursante de Mujeres y Hombres y viceversa (¿para cuando la eliminación de semejante programa?).

2. Personas formadas cuyo sueño es convertirse en funcionario (por la paga de por vida) o trabajar en “alguna empresa haciendo algo de lo mio” (sin saber dar más detalles sobre el trabajo que anhelan).

Imaginemos la misma pregunta en los EEUU. Quizá sea un tópico unido a la visión pesimista de los españoles sobre nuestro propio país, pero la respuesta “Empresario” aparecerá entre los jóvenes norteamericanos en una mayor proporción. Y la diferencia será importante, me atrevería a añadir.

He podido apreciar que los mismos padres alientan estos comportamientos. El paternalimo en España alcanza niveles asombrosos en cuanto a la búsqueda de un trabajo “estable de por vida” y al escaso interés por la emancipación de los hijos. Estas ideas son mucho menos habituales entre los padres americanos.

¿De dónde proceden estas diferencias paternalistas?

La tradición religiosa a ambos lados del Atlántico puede tener mucho que ver en este sentido. Nuestro tradicional catolicismo español desembocó en un paternalismo religioso en el que todos nuestros actos estaban en manos de Dios. Como añadido la época franquista incluyó en la conciencia española un enorme paternalismo de otro tipo, el estatal. Un tipo de paternalismo que, a pesar de los avances, no ha variado en gran medida con la democracia. Con ella se culminó la transición de paternalismo religioso a estatal. Seguimos viviendo rodeados de un gran paternalismo estatal enmascarado por ciertas libertades de las que ahora sí gozamos o creemos gozar. Se sustituyó a Dios como redentor por el Estado como salvador. En España se sigue esperando que el Estado nos salve con un empleo público o una pensión. Se penaliza la asunción de riesgos, se machaca fiscal (y mentalmente) al que osa convertirse en empresario. El sindicalismo más salvaje y retrógrado campa a sus anchas a lo largo de nuestro país. Sobre el asunto del sindicalismo hay algunos ejemplos muy reveladores:

  • 29.06.2010 Secretario de UGT de Metro de Madrid, Teodoro Piñuela ante la inminente huelga de trabajadores de Metro de Madrid: “¡Avisamos, vamos a reventar Madrid!”
  • Lamentables pintadas que ultimamente se multiplican sobre los muros de empresas: ¡Obrero despedido, patrón colgado!
  • Huelgas generales cuyo único objetivo es culpar al empresario de todos los males. Yo no considero que exista un culpable claro de la situación que vivimos, ¿o es que acaso en los buenos tiempos no había albañiles con sueldos elevados que conducían deportivos y compraban propiedades inmobiliarias para especular? En España todos hemos sido un poco especuladores. La culpa de nuestra situación actual es de todos, no sólo de unos pocos. Es cierto que los más desfavorecidos la sufren mucho más que otros, pero todos hemos llevado a este país casi a la ruina.

Este sindicalismo brutal no hace ningún bien al progreso de España, aún no han descubierto que son los empresarios quienes deben dar trabajo a la sociedad y no el Gobierno. Demuestran una gran ignorancia sobre el funcionamiento de la economía. La vertiente activa de un país viene del lado empresarial, la generación de empleo, riqueza y bienestar. Es necesario reconocer la figura del empresario y promover su aparición. Resulta reveladora la entrevista a Alfonso de Senillosa, fundador y presidente de Workcenter: Ser empresario en España es una locura.

Todos los hechos anteriores hacen que la figura del empresario en España sea vista como la de un delincuente que amasa una fortuna a manos llenas sin dar ni golpe. Recordemos que no es la figura del gran empresario la que más abunda en la economía, sino la de los autónomos o microempresas (personas que sus ganancias mensuales no difieren en gran medida del sueldo del trabajador medio). Ante tan mala reputación empresarial, es lógico que los padres españoles aconsejen a sus hijos un trabajo estable como el de funcionario, llegando a los extremos de paternalismo estatal actual, como el disparate de tener aproximadamente un funcionario por cada siete trabajadores en activo en 2010 (en algunas Comunidades uno por cada cuatro).

Si al paternalismo de la tradición católica unimos el carácter típico español conservador y algo pesimista, conseguimos que la tarea de emprender se convierta practicamente en una quimera en nuestro país. Grandes autores han tratado este tema con acierto, como por ejemplo Amando de Miguel en su obra El espíritu de Sancho Panza. El carácter español a través de los refranes. En ella se describe el carácter español, que según el autor posee siete pecados capitales que determinan nuestro comportamiento: pesimismo, fatalismo, individualismo, resentimiento, cautela, simulación y conformismo.

Los motivos mencionados pueden explicar la escasez de emprendedores en España y la consecuente sequía en el mercado laboral español. Si no hay empresarios no hay ofertas de trabajo, ellos son quienes crean empleo, no el Gobierno, aunque éste último se atribuya el mérito en épocas de prosperidad económica y culpe al empresariado en épocas de recesión.

gh

El capitalismo protestante

El sociólogo alemán Max Weber ya a principios del siglo XX, analizó las relaciones entre el protestantismo y el desarrollo del capitalismo occidental. En su obra La ética protestante y el espíritu del capitalismo demuestra como las ideas religiosas protestantes influyeron en el desarrollo del sistema capitalista.

Según el análisis de Weber, las características del capitalismo occidental encontraron sus fundamentos en los ideales reformistas, sobre todo en los EEUU. La consecuencia ha sido un país en el que se alienta la asunción de riesgos, se valora correctamente y se ensalza a los emprendedores, a los valientes y a los creativos.

Una de las razones del ascenso de EEUU al puesto de primera potencia mundial durante el siglo XX fue la cultura de prueba y error. EEUU entendió como nadie la idea de que el progreso se basa en pequeños cambios incrementales y muchas veces aleatorios. Estos pequeños cambios agregados generan un gran cambio que marca la diferencia en materia de progreso. Según el gran matemático empírico Nassim Taleb en su obra El Cisne Negro: “Tenemos dificultades psicológicas e intelectuales con el método del ensayo y el error, así como para aceptar que las series de pequeños fracasos son necesarias en la vida … Los seres humanos tenemos un complejo mental ante los fallos … Es necesario que nos encante perder. De hecho, la razón de que me sintiera de inmediato como en casa en Estados Unidos está precisamente en que la cultura de este país alienta el proceso del fracaso, a diferencia de las culturas de Europa y Asia, donde el fracaso se afronta como un estigma y es motivo de vergüenza. La especialidad de Estados Unidos es asumir esos pequeños riesgos en nombre del resto del mundo, lo cual explica la desproporcionada participación  de este país en las innovaciones.”

Resulta paradójico cada vez que los europeos exponemos nuestro tópico sobre la ignorancia del americano medio “¡No saben ni donde está España!” solemos afirmar. ¿Es que acaso el español medio sabe situar en un mapa países como Arabia Saudí o Irán? Países con las mayores reservas petrolíferas del mundo.

Nos desternillamos viendo vídeos de jóvenes americanas (habitualmente rubias, ¡pobrecitas!) que meten la pata en concursos de televisión. ¿Qué pensarían ellos si vieran a Belén Esteban?

De nuevo utilizando las palabras de Nassim Taleb en El Cisne Negro: “Los europeos suelen describir a los estadounidenses como faltos de cultura, carentes de inteligencia y malos matemáticos, porque a diferencia de sus iguales, los estadounidenses no saben mucho de <alta cultura>. Sin embargo es previsible que quien hace estas afirmaciones sea un adicto a su iPod, vista tejanos y utilice Microsoft Word para dar forma a sus declaraciones culturales en su ordenador, con algunas búsquedas ocasionales en Google que le interrumpen en su redacción. Pues bien, resulta que hoy en día EEUU es mucho, muchísimo más creativo que estos países de personas obsesionadas por los museos y la resolución de ecuaciones … La globalización ha hecho que EEUU se especialice en el lado creativo de las cosas, la producción de conceptos e ideas … Se invierte más dinero en el diseño de un producto que en su fabricación: a Nike, Dell y Boeing se les puede pagar por el mero hecho de pensar … mientras que las fábricas subcontratadas de países en vías de desarrollo hacen el trabajo sucio y pesado, y los ingenieros de los países culturizados y matemáticos, el aburrido y nada creativo trabajo técnico. La economía estadounidense ha invertido muchísimo en la generación de ideas, lo cual explica por qué la pérdida de puestos de trabajo en manufacturación se compagina con un nivel de vida progresivamente superior”.

gh

gh

En el siguiente post El carácter empresarial español, las causas de la sequía del mercado laboral español desde el punto de vista de los oferentes de empleo, las empresas.


Add to FacebookAdd to DiggAdd to Del.icio.usAdd to StumbleuponAdd to RedditAdd to BlinklistAdd to TwitterAdd to TechnoratiAdd to Yahoo BuzzAdd to Newsvine

Like this at Facebook Be the first in your friends to like itAdd to Google Buzz

gh

gh


Anuncios

Acciones

Information

6 responses

31 08 2010
Alberto T.

Interesante reflexión. Efectivamente existe un tópico sobre la cultura del americano medio. ¡Y es cierto! Muchos hemos sentido vergüenza ajena cuando nos han preguntado si en España vamos a caballo -cuando no en burro- y si tenemos microondas (verídico). Sin embargo creo que en España no vamos muy desencaminados. Para colmo, Belén Esteban no se parece a las rubias tontas de los concursos de la tele americana, si así fuera todavía nos podríamos recrear la vista. ¡En fin!

31 08 2010
F. Vedriel

Alberto!
También he sentido vergüenza cuando españoles me han preguntado si en Bulgaria tenían nevera en las casas o aire acondicionado en los coches. ¡Qué sorpresa se llevaban al comprobar que el parque automovilístico era de una gama bastante superior al de España!
¿Recuerdas?
Un abrazo.

31 08 2010
Lucas Figueroa

Enhorabuena por tu blog. En verdad te digo, querido Francisco, que la Administración se pierde un gran recurso sin tu presencia. Gente como tú debería estar ocupar puestos de responsabilidad en el Ministerio. Deberías ser funcionario, ¡si no por salvar el culo al menos por salvar al país!

31 08 2010
F. Vedriel

Muchas gracias por tus palabras Lucas.
De momento ni la Administración ni la empresa privada me da la oportunidad.
Si las cosas siguen así, parece que tendré que volver a emigrar como anteriormente.
Un saludo!

13 09 2010
El carácter empresarial español « Trabajo y Crisis

[…] continuación a mi último post Sueños de juventud, escribo para reflexionar sobre las causas de la sequía en el mercado laboral español que ha […]

28 09 2010
Jaidy Flores

Ciertamente da tristeza la pobreza mental de la mayoria y mucho mas cuando se trata de gente joven,de verdad Francisco tu debes ocupar un alto puesto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: