El carácter empresarial español

13 09 2010

gh
Like this at Facebook Be the first in your friends to like it

gh

gh

Como continuación a mi último post Sueños de juventud, escribo para reflexionar sobre las causas de la sequía en el mercado laboral español que ha llevado a situar la tasa de paro juvenil en nuestro país en el 40%. Esta vez desde el punto de vista de los demandantes de empleo, las empresas españolas.

gh

imagen_empresario_españa

Como sabemos la imagen que la sociedad española tiene del empresario es lamentable, se habla de ellos con desprecio. Culpables de la crisis para muchos, se critican sus defectos sin prestar atención a sus virtudes. Los más radicales llegan a pensar que el empresario enciende sus puros con el dinero de los trabajadores. Son vistos como déspotas sin escrúpulos, amantes del dinero y la buena vida a costa de la explotación del trabajador. Si bien, se trata de una visión exagerada y catastrofista, lo cierto es que la clase empresarial española posee ciertos vicios más marcados que quizá en otros países con un desarrollo empresarial mayor. Me refiero a países como Alemania, Reino Unido y EEUU.

gh

Diferencias entre España y otros países más avanzados

Entre los vicios más acusados del empresario español con respecto a sus “colegas de países más avanzados” se pueden citar:

  • En España no se suele perseguir el talento a la hora de la contratación laboral. Normalmente primero se crea el puesto vacante y más tarde se busca al candidato adecuado. Es un modelo aceptable y aparentemente lógico. Sin embargo en países más avanzados habitualmente el proceso es a la inversa. En primer lugar cuando se encuentra una persona muy válida y con talento no se le deja escapar, se le ofrece la posibilidad de unirse a la empresa y posteriormente se crea un puesto para ella. La búsqueda de talento es la que debe primar. En muchas ocasiones hemos escuchado la frase “el activo más importante de esta compañía son las personas”. Sería mejor sustituirla por “las personas adecuadas son las que han convertido esta compañía en excelente”.
  • El carácter empresarial español también está marcado por los defectos que arrastramos en nuestra personalidad. La picaresca española ha motivado que nuestra visión empresarial en muchos casos se centre en una tendencia a la obtención de beneficios en el corto plazo. Lo que se conoce como “pegar el pelotazo y retirarse” o “vivir de las rentas” (términos muy utilizados para nombrar a empresarios y/o especuladores del sector inmobiliario). En países más avanzados se considera la labor empresarial a más largo plazo, basada en el continuismo empresarial y no tanto en retirarse y vivir. Se aprecia la contraposición entre la cultura del día a día frente a una visión a largo plazo.
  • Cierta falta de profesionalidad sobre todo cuando se trata de abrir mercados en el exterior. La internacionalización es la asignatura pendiente de la empresa española. Pocas empresas en España saben exportar sus productos o servicios a nuevos mercados. Como decía mi gran profesor D. Carlos Enrile “la figura del empresario español todavía se parece mucho a la de Don Pablo” en alusión al personaje de la serie televisiva Cuéntame.
  • Tras varios años en el extranjero y por comparación he observado que todavía está extendido en España cierto pensamiento por parte del empresario o jefe de que el trabajador más productivo es el que se queda hasta más tarde en la empresa. Algo totalmente falso, un trabajador puede ser más productivo con jornada reducida que otro con jornada completa que no aprovecha su tiempo. También considero que en muchas ocasiones son los propios trabajadores y no tanto el empresario o jefe, quienes desarrollan esta creencia, al criticar a un compañero que sale del trabajo a la hora correspondiente sin continuar durante las habituales horas extra no pagadas.

gh

El contexto español

Si bien los vicios anteriores son claros, debemos situarlos en su contexto correspondiente. El nada sencillo contexto de emprender en España.

gh

  • Pésimo concepto del empresario por parte de la sociedad. Según el emprendedor Alfonso Senisolla, fundador de Workcenter: “Ser empresario en España es algo particularmente difícil. Es una pena que grandes potenciales profesionales españoles que podrían haber triunfado al final elijan el camino más seguro, el de funcionario, directivo o socio de una auditoría. Por un lado lo comprendo. En España no tienes ningún apoyo, socialmente el empresario está mal visto, no se perdona el éxito, hay inflexibilidad laboral que hace difícil crear equipos de personas, las leyes no incentivan, la presión fiscal es brutal, los trámites para montar una empresa son muy difíciles. Del mensaje político a la realidad hay una gran distancia. Ser empresario hoy es una locura“.
  • Trabas a la actividad empresarial: impuestos muy elevados a las empresas (en otros países de Europa el impuesto que grava los beneficios empresariales es de tan solo el 10% mientras en España se sitúa en torno al 30%), tediosos trámites administrativos, baja productividad por trabajador, gran fortaleza sindical, mercado laboral muy poco flexible (escasa contratación a tiempo parcial, mala reputación de las peticiones de reducción de jornada y excedencias), despido excesivamente caro y difícil.
  • El “asunto” del despido: en España, la cuestión del despido está cargada de prejuicios e ideología. Es un viejo recurso al que acuden sindicatos y partidos políticos, usado como moneda de cambio en muchas negociaciones y sobrevalorado en exceso, ya que podría contribuir a mejorar la situación laboral en España junto con otra serie de reformas, pero como medida única su efecto sería reducido. Aún así deberíamos revisar la imagen que tenemos del empresario que “disfruta” despidiendo. En este sentido las palabras del emprendedor y profesor de Marketing Digital en el Instituto de Empresa Pablo Melchor en su blog Estrategia Digital resultan contundentes: “Mucha gente imagina que el empresario es la persona que fuma un puro mientras despide por placer a 10.000 trabajadores (el empresario, por supuesto, no trabaja). La realidad es radicalmente distinta. En primer lugar, el 95% de las empresas españolas tiene menos de 20 empleados. Así que el empresario es más bien alguien que lucha para sacar adelante un pequeño negocio. En segundo lugar (y aquí hablo ya sólo de mi experiencia personal) no he conocido a nadie a quien le guste despedir. Para los emprendedores, despedir a alguien suele ser especialmente difícil porque en el nacimiento de nuevos proyectos se establecen relaciones muy cercanas con todos los miembros del equipo. Lejos de hacerse por gusto, cuando se despide a alguien suele haber muy buenos motivos para hacerlo. Los más habituales son que la situación financiera de la empresa lo exige (una empresa que no gana dinero es una empresa condenada al cierre) o que el rendimiento de la persona despedida es claramente inferior al necesario“.

gh

Add to FacebookAdd to DiggAdd to Del.icio.usAdd to StumbleuponAdd to RedditAdd to BlinklistAdd to TwitterAdd to TechnoratiAdd to Yahoo BuzzAdd to Newsvine

Like this at Facebook Be the first in your friends to like itAdd to Google Buzz

gh
gh

Anuncios

Acciones

Information

3 responses

13 09 2010
Sueños de juventud « Trabajo y Crisis

[…] Desde el punto de vista de los oferentes de empleo (las empresas): el carácter empresarial español (en el siguiente post El carácter empresarial español). […]

28 09 2010
Jaidy Flores

Cuanto has evolucionado,es q de verdad me resulta placentero c/u de tus posts, xq cada vez son mejores! Continua asi Fran creciendo y atrapando sueños,admiro lo apasionado y coherente q eres en todo lo q haces,eres muy talentoso!Besos!

30 09 2010
Nebur

Y si a los vicios de algunos empresarios le sumamos los vicios del propio sistema (padrinos, subvenciones, etc.), el desastre está ya asegurado. Véase, por ejemplo, este caso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: