¿Cuándo hablar de dinero en las entrevistas de trabajo?

19 12 2010


g

Like this at Facebook Be the first in your friends to like it

 

gg

Una de las cuestiones más incómodas en las entrevistas de trabajo es la cuestión económica. Muchas veces no sabemos cuándo ni cómo abordar el asunto. Si debemos hacerlo nosotros o esperar. En general se debe esperar hasta que el entrevistador lo haga, pero …¿y si no lo hace? No querremos vivir en la incertidumbre hasta llevarnos la gran sorpresa en el momento de firmar el contrato.

show-me-the-money

En primer lugar debemos ser conscientes de nuestros gastos mensuales y exigir un salario acorde, si es inferior está claro que no llegaremos a fin de mes. A partir de este momento debemos ser realistas de nuestras expectativas. Investiga sobre los sueldos en tu sector y en tu puesto, reflexiona sobre tus exigencias, habla con colegas de profesión o amigos que realicen tu mismo trabajo, lee los últimos estudios salariales (los de Michael Page por ejemplo suelen aproximarse bastante bien a la realidad)…

Además debemos tener en cuenta que el salario no siempre es traducido solamente a una cifra. En muchas ocasiones se compone de sueldo neto fijo y algunos complementos como ayudas por desplazamiento o comida, sueldo variable, bonus fin de año, seguro médico, ayuda para guarderías, estudios o clubs deportivos, planes de pensiones, opciones sobre acciones, etc. Como añadido, debemos saber que el sueldo no hace bueno o malo un puesto de trabajo. Muchas veces trabajar en una empresa determinada, con unos compañeros de los que se puede aprender, en un ambiente agradable… compensa que el salario que recibamos esté un poco por debajo de nuestras expectativas. Tal y como está la actual situación en el mercado de trabajo, debemos ser aún más flexibles en la negociación.

Algunas cosas que debemos evitar sobre los salarios son: nunca incluir nuestras pretensiones salariales ni sueldos anteriores en el CV pero tampoco debemos mentir sobre ellos si nos preguntan. Estos datos pueden ser averiguados con cierta facilidad, con lo que perderíamos toda oportunidad de superar el proceso de selección. También es importante no comentar con el entrevistador el dinero que necesitamos o nuestras obligaciones mensuales, da muy mala imagen.

Pero …¿cuándo sacar el tema a relucir? El momento perfecto para la negociación salarial es al final del proceso de selección, cuando la empresa nos ha confirmado que quiere contratarnos. Te interesa retrasar la discusión sobre el salario.  Te beneficia que te conozcan, para tener la oportunidad de hacer un proceso de selección brillante. Si este es el caso, no te dejarán marchar y te ofrecerán un salario superior al que te hubieran ofrecido en primera instancia. Aunque quizá sea dificil retrasarlo y la primera pregunta de la entrevista sea sobre el salario. Debemos procurar retrasar el asunto argumentando que no disponemos de toda la información necesaria para formarnos una idea completa del nivel de responsabilidad y tareas del puesto, que estamos más interesados en el puesto que en el salario o que estudiaremos cualquier oferta razonable y que estamos dispuestos a negociar.

Quizá estas respuestas no sirvan en todos los casos y nos obliguen a decir una cifra. En este caso, diremos un intervalo, no una cantidad. Además podemos añadir que estamos dispuestos a considerar ciertos beneficios sociales como parte del salario.

Una vez que la empresa nos da la gran noticia de que quiere contratarnos, normalmente nos hará una oferta que se traducirá en una cantidad económica que puede satisfacer nuestras expectativas o no. En este momento la decisión está en nuestra mano. Tradicionalmente, llegado este punto existían tres opciones, podíamos aceptar la oferta, rechazarla o arriesgarnos a solicitar una cantidad mayor. En la actualidad existe una nueva opción: podemos aceptar la oferta informando a la empresa que nos parece una cantidad insuficiente por lo que proponemos trabajar a tiempo parcial (3 ó 4 días a la semana o menos de 8 horas al día) o realizar teletrabajo (asistiendo a la oficina sólo unas horas a la semana para determinadas reuniones). El mundo laboral cada vez es más flexible y en el futuro lo será muchísimo más. Muchas empresas verán estas propuestas con buenos ojos, sobre todo por el ahorro de costes que para ellas supone.
g
g

Add to FacebookAdd to DiggAdd to Del.icio.usAdd to StumbleuponAdd to RedditAdd to BlinklistAdd to TwitterAdd to TechnoratiAdd to Yahoo BuzzAdd to Newsvine

Like this at Facebook Be the first in your friends to like itAdd to Google Buzz

g
g

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: