Reflexión sobre el sistema de pensiones

28 02 2011

a
a

Like this at Facebook Be the first in your friends to like itAdd to Google Buzz

a

a

a
Trabajoycrisis - PensionesLos sistemas de pensiones son de dos tipos:

–        Sistemas de reparto: las pensiones son pagadas por los trabajadores en activo, los cuales recibirán su pensión en el momento de jubilarse de los trabajadores en activo en ese momento.

–        Sistemas de capitalización: las pensiones son pagadas por los intereses generados por las cotizaciones individuales de los trabajadores durante todos los años de su vida en activo.

Es decir con el sistema que tenemos en España (de reparto) mientras trabajas pagas las pensiones de los jubilados y cuando te jubiles tu pensión la pagarán los que entonces estén trabajando. Pero y si, ¿entonces no hay suficientes trabajadores? La viabilidad del sistema de reparto depende de que siempre haya suficientes trabajadores para mantener el sistema.

Es importante recordar que este sistema está prohibido en el ámbito privado, recibiendo el nombre de estafa piramidal. Como lo oyes, la Seguridad Social se basa en el mismo sistema que las inversiones de Bernard Madoff o el Fórum Filatélico, que ya sabemos cómo acabaron. En estos sistemas siempre tiene que haber más gente aportando dinero que cobrando. Si no, el sistema quiebra. Con las predicciones demográficas actuales y el paro por las nubes la población parece cada vez más una pirámide invertida por lo que no es descabellado que el sistema de pensiones pueda quebrar. Y entonces Madoff o Fórum parecerán un juego de niños.

Para no aburrir al personal no he buscado cifras, simplemente he tratado de averiguar qué sistema sería más beneficioso y he encontrado críticas a ambos. Por un lado se dice que el sistema de capitalización es más justo, ya que tus propias cotizaciones más los intereses generados son las que cobrarás cuando te jubiles. Y es cierto. Por otro lado se acusa a una corriente ideológica neoliberal de tratar de manipular a la opinión pública haciéndonos creer que el sistema actual de reparto camina a su destrucción para de este modo intentar vender planes de pensiones privados (algo que en España aún tiene muy poca gente) y conseguir aumentar aún más los beneficios de los bancos. Quizá también sea cierto.

En mi opinión es posible que un sistema de reparto como el actual hubiera sido válido de no ser por los excesos cometidos, por ejemplo en asuntos como prejubilaciones de bancos, compañías telefónicas, etc. Con 52 años son personas que podían perfectamente continuar trabajando y por tanto cotizando. Posiblemente ya sea demasiado tarde. El sistema de pensiones es la base de nuestro Estado de bienestar. Si uno cae tras otro estamos perdidos. Lamentablemente el proceso ya se ha iniciado, se está destruyendo a la clase media, acercándonos al biclasismo: ricos y pobres. Este es el caldo de cultivo perfecto para revueltas sociales, guerras y los totalitarismos que surgieron en el siglo XX y que el Estado del bienestar consiguió evitar durante más de medio siglo. Por desgracia parece estar empezando a decir basta.

El ocio excesivo que nos han inculcado como modo de vida es el cáncer de nuestra sociedad. Se trata de un camelo grabado en las mentes de nuestra generación con el único objetivo de fomentar el consumo. Si uno está inactivo, se aburre y para divertirse ha de consumir. No hay otro método. Si no se entra en la espiral consumista, a uno se le califica como “el más rico del cementerio “. Y si se percibe pensión uno no se preocupa de obtener rentas ni generar riqueza. Ya sabemos lo que esto provoca en la productividad del país. Hoy en día parece que si no gastas, no disfrutas de una gran experiencia, no estás viviendo la vida al máximo, te dicen. Por ejemplo vamos a pasear al centro comercial en lugar de ir al campo. Recibimos decenas de e-mails con las mejores ofertas en moda o electrónica en lugar de e-mails de viejos amigos contándonos como les trata la vida. En realidad, las cosas más bellas en la vida son gratis, parece que nos hemos olvidado de ello.

A todos nos gusta disfrutar de tiempo de ocio, no seré yo quien lo niegue. Pero el modelo consumista que hemos creado y en el que vivimos, nos devora. Además puede acabarse si no lo remediamos. Y entonces, cada uno a buscarse la vida como pueda malviviendo en los años de jubilación y lamentándose no haber ahorrado de forma individual para esa época.

Como nunca sabremos cuánto de deteriorado se encuentra el sistema de pensiones, lo mejor que podemos hacer es arrimar el hombro todos, ser responsables en nuestro consumo individual, aceptar pequeñas reformas para evitar la quiebra y fomentar el ahorro en lugar del consumo excesivo por si acaso el sistema al final no funciona.

a

Add to FacebookAdd to DiggAdd to Del.icio.usAdd to StumbleuponAdd to RedditAdd to BlinklistAdd to TwitterAdd to TechnoratiAdd to Yahoo BuzzAdd to Newsvine

a
a

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: