Sobre el acoso laboral, sus consecuencias y cómo enfrentarse a él

18 08 2012

.

FaceTweet it!

.
.
El acoso laboral o mobbing en inglés, definido como “el temor psicológico en el trabajo que implica una comunicación hostil y amoral, dirigida sistemáticamente por una o varias personas, casi siempre contra otra que se siente acorralada en una posición débil y a la defensiva”, es algo más habitual de lo que podamos imaginar.

mobbing

Se trata de una desagradable práctica que aumenta en situaciones económicas adversas para la empresa. Los últimos cinco años, con sus crisis, recortes y demás infortunios han sido un perfecto caldo de cultivo para el mobbing.

Normalmente el acosador trata de imponer su modo de actuar con menosprecio, amenazas y coacción. El origen de esta actitud radica en un sentimiento de incompetencia o baja autoestima y se transmite a través de la incapacidad de expresar sentimientos e ideas de una manera adulta. En realidad las propias debilidades del acosador son proyectadas en la víctima. En este contexto “eres un inútil” quiere decir habitualmente “soy un inútil”.

.

Las consecuencias para las víctimas pueden llegar a ser desastrosas como en el caso de varios suicidios ocurridos entre los trabajadores de France Telecom en los últimos años. Las consecuencias más comunes para las víctimas son:

– Dificultades para concentrase y errores

– Miedo continuo y ansiedad

– Sentimiento de amenaza

– Pérdida de autoestima y miedo al fracaso

– Alteraciones del sueño

– Reacciones paranoicas

.

La sociedad cada vez está mas concienciada con este grave problema. Sin embargo se estima que entre el 25% y 50% de los trabajadores ha sido alguna vez objeto de acoso laboral. Para la empresa también es una práctica muy perjudicial que provoca:

– Disminución de la productividad

– Aumento de la rotación laboral

– Empeoramiento de la reputación de la empresa

– Aumento de gastos médicos o bajas por enfermedad

– Costes legales y de terapia de rehabilitación

.

Pero… ¿cómo enfrentarnos a una situación de acoso laboral?

Lo primero de todo es reconocerlo. Muchas personas piensan que el estrés, la presión y el acoso van unidos a todo puesto de trabajo y simplemente aceptan las amenazas que reciben como una parte más de su empleo. Esto no es así, no existe ninguna justificación posible para el acoso laboral y además, debemos luchar contra él. Algunos consejos son:

.

1. Emocionalmente: en primer lugar debemos distinguir entre acoso continuado y un calentón puntual. El mejor modo sería tratar de solucionarlo de manera amistosa. Si no es posible y las situaciones de acoso se repiten, debemos intentar mostrarnos emocionalmente independientes. El acosador disfruta con el sufrimiento ajeno, lo que alimenta su sensación de poder. No debemos dejarle ver nuestro sufrimiento o emociones. Y sobre todo, no asumiremos la culpa por sus reacciones desmesuradas. Hay que tener claro que el culpable del acoso es el acosador, no la víctima.

2. Físicamente: no se debe mostrar debilidad física, mantener el contacto visual, mantenerse erguidos, utilizar un lenguaje corporal abierto y amistoso, no copiar el estilo del acosador sino mantener el nuestro propio.

3. Verbalmente: en nuestra forma de expresarnos contra el acosador reside la clave para solucionar el problema. Debemos utilizar palabras y expresiones asertivas, directas, positivas y firmes sin hacer uso de críticas, amenazas, insultos o gritos y sin pedir perdón o mostrar miedo o indecisión. Con un tono de voz firme y calmado afirmaremos que no estamos dispuestos a tolerar esta actitud/gritos/insultos/etc. Le invitaremos a que vuelva a hablar con nosotros una vez se haya calmado y esté dispuesto a conversar como miembros de un equipo.

4. Con acciones: recogeremos todas las evidencias posibles del acoso que mostraremos ante un superior nuestro o del acosador, en quien podamos confiar. Iremos preparados para responder todo tipo de preguntas sobre nuestro caso. Si nuestra petición no es escuchada, la situación se vuelve inaguantable y nuestra situación económica nos lo permite, como último recurso optaremos por dejar la empresa.

.

Y vosotros… ¿alguna vez habéis sufrido acoso laboral y os atrevéis a contar la experiencia?
.

Anuncios

Acciones

Information

3 responses

10 09 2012
Amoureuse

Trabajé durante año y medio como azafata en los trenes de Alta Velocidad, era de las que no se movían de la estación. Al principio, al entrar, había un magnífico ambiente entre las distintas empresas que estábamos allí, pero cuatro meses después entró una, a la que nombraron una semana después encargada de las azafatas, y no sé, pero parece que se creyó la Presidenta de una gran empresa, o no sé, y que se dedicó a hacerme la vida imposible.
Nada más entrar me llamó “puta”-ella me dijo, sin venir a cuento, que tenía alergía al látex y no podía usar condones, yo le dije que había otros anticonceptivos, y me dijo que los sabía yo porque era una puta.
Me cambiaba horarios, me quitaba horas, les decía a mis compañeras que no me hicieran horas, que nadie me hablara, me llamaba a las 17.55 para empezar a trabajar a las 18h, llamaba a los jefes diciendo que insultaba a los pasajeros (nunca los insulté), que me dedicaba a otras cosas en lugar de trabajar… Nos daban el uniforme y al pedir los zapatos me traían un número que no no era el mío, dos números más pequeños, y se quejaba porque siempre debía hacer lo que me daba la gana-no iban a reconocer, ni ella ni quienes los mandaban, que yo les había pedido el 38 y me estaban mandando el 36.
Fui a denunciarla por acoso laboral a CCOO y UGT, y ninguno de ellos dos quiso hacer nada porque ambas somos mujeres y debía dejarla tranquila, pero que si fuera hombre iban a por él… Así va el mundo.
Opté por irme del trabajo porque me estaba costando la salud. Ahora estoy en paro, calculé que me debía la empresa unos 3000€ (me debían hacer nuevo contrato, me lo prometieron pero nunca lo hicieron), pues por no verle más a esta “mujer” firmé una autorización para que fuera mi padre, nos dieron 180€ y la empresa no quiso saber nada más de mí, ni siquiera cuando los llamé para avisarles que dejaba el trabajo-tuve que ir a otra ciudad porque ninguno quería escucharme.
Ella sigue ahí trabajando, y se le puede oir “eyyy, super campeónnnnnnnnnnn….”, cuando “HAIGA” “HABE”-tela, ni sabe cómo se escribe el tren para el que trabaja, el “haiga” verbo inventado por ella… pues que se la coman con patatas, o por mí, que le atropelle un tren-va divulgando por ahí que soy la puta de la estación, y sigue dando la tabarra. Por cierto, esta empresa cotiza en Bolsa y es de las importantes de España, pero su silencio, su dejadez, su pasotismo…. porque en su momento me apoyaron, pero al decir que me iba, o que le dijeran algo para que me dejara tranquila, jamás se movieron.
Desgraciadamente, los Kilos que perdí gracias a los disgustos que me llevé me fueron muy bien, pero no así tanta lágrima, cuando ves que a nadie le importas nada.
¿Digo lo que pienso de la empresa? Pues, nada bueno.

26 06 2013
eli

Yo lo sufrí en mercadona s.a por parte de la encargada y de 3 compañeras de departamento . La encargada me hablaba con odio,chillaba delante de todo el mundo, e incluso me amenazaba diciendo como en 5 minutos no esté hecho verás…sufrí acoso laboral me hicieron la vida imposible durante 2 años y medio que duré hasta que logró que me despidierael jefe el cual confiaba en mi porque era buena trabajando de todas fornas es la manera de trabajar de esta enpresa bajo presión, con tiempos,compañeros que te venden para que hoy la bronka vaya contigo y no les toke a eyos…,gritos,amenazas,lloros enfin una pesadilla.haceros valer y plantar cara al maltratador

28 08 2013
anonimo

Bueno, yo pertenezco a las Fuerzas de Seguridad del Estado, y mantengo, y creo que sufro acoso laboral. Me encuentro de baja psicológica, y en manos de abogados, pero los ataques continúan puesto que resido en mi lugar de trabajo. (Me llegaron a obligar a bajar a la oficina estando ya de baja, lo cual comuniqué a mis superiores, por supuesto).
Mi mujer y yo estamos luchando, y pienso seguir de baja hasta que cambie de destino, porque en esas condiciones no puedo trabajar. He logrado devolver todos los ataques. He conseguido sobreponerme psicológicamente. En tiempo record he dejado atrás la ansiedad y la depresión, gracias al apoyo de mi mujer. Lo que tengo que lograr es que me dejen de afectar y desgastar esos ataques

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: