Linkedin channel: How I hire

30 09 2013

.
.

FaceTweet it!

.
.We´re hiring - trabajoycrisis

.

How I hire es un canal en Linkedin que se ha convertido en un must-read para todos los buscadores de empleo. Un portal formado por entrevistas a Influencers (expertos, gurus, CEOs) sobre su modo de buscar talento, qué cualidades valoran, cómo entrevistan y numerosas anécdotas que, si estás buscando trabajo, no debes dejar pasar.

Además de practicar tu inglés, te ayudarán a comprender la otra cara de las entrevistas. Qué está buscando la persona al otro lado de la mesa cuando te hace esas preguntas tan extrañas durante una entrevista de trabajo.

Algunas de las entradas que más me han gustado son:

– Gary Vaynerchuk, CEO Co-Founder of Vayner Media – How I Hire: To Be Great at Hiring, Be Unafraid of Firing

– Lex Fenwick, CEO, Dow Jones – How I Hire: Pay Attention to the Person, Not The Resume

– Paul Sagoo, CEO of Lemon Group International and Founder of the Asian Awards and Arab Awards – How I Hire: Sell Me a Pen, Now

– Richard Branson, Founder at Virgin Group – How I Hire: Focus On Personality

– Daniel Shapero, Vicepresident Talent Solutions & Insights at Linkedin – How I hire: Stop Telling Me and Start Showing Me

– Tom Keene, Editor-at-Large at Bloomberg Television & Radio – How I Hire: I Don’t Care Where You Went to School

– Jennifer Dulski, President & COO at Change.org – How I Hire: Adaptability and 5 Other Must-Haves
.
.





¿Trabajar sin salario?

20 10 2012

,

FaceTweet it!

,

Buceando en los grupos de Linkedin he encontrado tres ofertas de trabajo cuya retribución es revolucionaria. Tampoco es que hayan inventado la rueda a estas alturas, pero no es el modo de retribución al que estamos acostumbrados.

Imaginad que un emprendedor decide establecer un nuevo negocio. Constituye la empresa, reúne la financiación necesaria y se dispone a comenzar la búsqueda de personal. En un primer momento necesita tres personas. Un encargado de la parte financiera, otro del aprovisionamiento y un tercero que se ocupará de la distribución de los productos y el servicio post-venta.

Como pagar salarios (e impuestos) es muy caro, decide ofrecerles una participación en la empresa. Se trata de repartir el pastel.

,

trabajar sin salario

,

En concreto las condiciones serían:

– Participación minoritaria en la empresa.

– Reparto de Beneficios.

– Crecimiento conjunto con la empresa en un interesante proyecto dentro de un sector con grandes posibilidades de crecimiento y expansión.

,

Ya sé que muchos no aceptarían porque tienen unos gastos fijos mensuales y no pueden arriesgarse a no poder pagar la hipoteca ni el cole de los críos a fin de mes. En realidad no aceptarían por temor a la típica pregunta: “¿Y si no funciona?” / “¿Y si no vendemos nada?”.

Como toda opinión es respetable, pero debemos tener en cuenta que aún teniendo un sueldo fijo, si nuestra empresa (privada) no vende nada, también corremos el riesgo de irnos a la calle.

,

Pero pensemos un momento… ¿y si tuviera éxito? ¿Y si Apple nos hubiera ofrecido algo así en sus comienzos?, ¿O Zara?, ¿O Mango?, ¿Y si esta recién nacida consiguiera simplemente una ínfima parte de lo que han conseguido estas empresas?

Un argumento muy utilizado por la patronal, para justificar sus altos beneficios empresariales, ha sido tradicionalmente la mayor asunción de riesgos. “Yo arriesgué todo mi dinero en la empresa, es normal que ahora disfrute de los beneficios”. Y una queja tradicional de los trabajadores es la abstinencia empresarial en el reparto de beneficios. “Si no fuera por nosotros, el jefe no tendría ese yate. Debería repartir más las ganancias de la empresa”.

,

¿No os parece esta iniciativa una estupenda manera de compartir tanto riesgos como beneficios?

Lo que no se puede negar es la implicación y motivación que este emprendedor conseguirá de sus empleados, o mejor dicho de sus socios. Infinitamente mayor que la conseguida con un salario fijo.

Y vosotros… ¿aceptarías este tipo de oportunidades laborales?

,





¿Desempleo perpetuo?

10 11 2011

,

FaceTweet it!

,
,
desempleo_perpetuo_trabajoycrisis

,

Es curiosa la noticia que publica hoy El Economista sobre la opinión del catedrático de Estructura Económica de la Universidad Ramón Llul, Santiago Becerra: “España sufrirá una tasa de paro estructural de hasta el 16% indefinidamente”. 

Las opiniones de Santiago Niño suelen ser muy catastrofistas. Siempre nos pinta un futuro desolador, aunque es cierto que fue de los pocos que supo prever la que se nos venía encima antes de que ocurriera.

Sin embargo en esta ocasión, puede no tratarse de una opinión apocalíptica. Quizá esta afirmación esconda más verdad de lo que podamos pensar.

Lee el resto de esta entrada »





Discriminación salarial, ¿mito o realidad?

29 08 2011

a

FaceTweet it!

a

Add to Google Buzz

a

igual trabajo igual salario_trabajoycrisisEn un blog de temática laboral se echaba de menos un post sobre el tan comentado asunto de la discriminación salarial en función del sexo. He esperado a recabar datos para no lanzar conclusiones precipitadas. Se trata de una cuestión muy politizada y además muy fácilmente manipulable en función del tipo de estadísticas que se tomen o se aborde el tema con una visión parcial o global.

Desde siempre se nos ha informado sobre la enorme brecha en cuanto a los salarios de hombres y mujeres. Según la última Encuesta Nacional de Estructura Salarial del INE esta diferencia alcanza nada menos que un 22%. Los hombres ganan un 22% más que las mujeres. Una enorme discriminación a simple vista. Argumento al que se han aferrado como clavo ardiendo los colectivos feministas.

Sin embargo esta comparación de masas salariales para ambos sexos no sería rigurosa si no se analizan en profundidad los datos. Cuando se estos se destripan se descubre que la participación laboral de hombres y mujeres no es la misma. Por lo que al afirmar que los hombres cobran un 22% más que las mujeres, estamos comparando peras con manzanas y además demostrando una visión parcial del asunto.

Existen dos estudios que han analizado los datos de EEUU:

El primero de la Oficina Nacional de Estudios Económicos de EEUU.  Según este estudio si se comparan los salarios de mujeres y hombres pertenecientes a la franja de edad entre 35 y 43 años que nunca se han casado ni han tenido hijos, se encuentra una pequeña diferencia salarial a favor de las mujeres. Qué curioso, todo lo contrario a lo esperado. Se puede consultar el estudio aquí

El segundo titulado “¿Porqué Laura no es Directora General?” de la Universidad de Chicago y que se centra en profesionales poseedores de de MBA, un colectivo muy proclive a éxito profesional y altos salarios. Según el estudio los hábitos laborales de hombres y mujeres no son los mismos, por ejemplo tras diez años de su graduación, el 99% de los hombres sigue trabajando por el 84% de las mujeres (que prefiere quedarse en casa con sus hijos). Los hombres trabajan más horas, 56,7 horas semanales frente a 49,3 de las mujeres, lo que implica una retribución mayor. Además el 92% de los varones trabaja a tiempo completo, frente al 62% de las mujeres. La conclusión de los autores es que el sexo no explica las diferencias salariales sino el comportamiento ante el mercado laboral. El estudio completo aquí.

A falta de un estudio serio sobre este asunto en España (al menos no he sido capaz de encontrarlo), se puede inferir que sucede algo parecido. Además hay noticias que nos invitan a pensar en esta dirección. Como la noticia de hoy en el diario Cinco Dias: Trabajo detecta discriminación salarial por sexo en el 2% de las empresas visitadas. Un cifra insignificante que a algunos les parecerá suficiente para argumentar que sí existe discriminación. Bien, si estudiásemos las diferencias salariales entre trabajadores zurdos y diestros también existiría una ligera diferencia a favor de uno de los grupos, o ¿quizá sería una diferencia considerable? El caso es que no lo sabemos porque no es una cuestión politizada ni manipulable, así que no se estudia.

Pues bien, en cuanto a la discriminación salarial por sexo se puede afirmar que, analizando datos homogéneos, ésta no se produce. Es decir a igualdad de trabajo, el salario tiende a ser muy similar para hombres y mujeres.

¿Entonces cómo se explica que de media el hombre cobre un 22% más que la mujer? Las razones puede ser:

Pluses por nocturnidad: hay más cantidad de hombres que eligen trabajar de noche cuando existe esta posibilidad, sobre todo en trabajos por cierta peligrosidad. Cómo por ejemplo en el colectivo de taxistas.

Pluses por peligrosidad: hay más hombres que trabajan en profesiones de alto riesgo que conllevan un mayor salario, como en la construcción, transporte de mercancías peligrosas, etc. Es curioso que cuando no existe peligrosidad en el puesto de trabajo, la propensión a escoger trabajos o turnos nocturnos es muy similar, como por ejemplo en el sector sanitario en el que las diferencias salariales se deben sobre todo a la cantidad de horas extra trabajadas.

Diferentes áreas profesionales: hay más hombres que estudian ingenierías, una profesión con una remuneración superior a la media. Dentro del ámbito de la empresa más hombres eligen carreras relacionadas con las finanzas y más mujeres las relacionadas con el márketing. Las diferencias salariales en estos dos ámbitos se decantan por las finanzas.

Diferente antigüedad laboral: lamentablemente la incorporación de la mujer al mercado laboral ha sido reciente. Debido a esta diferencia en la antigüedad y experiencia acumuladas, el sueldo de un hombre de 50 años con 30 años de experiencia no es el mismo que el de una mujer con la misma edad y la mitad de tiempo de experiencia. Debido a este factor es de esperar que a medida que se igualen las experiencias profesionales de hombres y mujeres la diferencia salarial existente en términos generales tienda a reducirse.

Tipo de contrato: la mujer está más dispuesta a aceptar un contrato a tiempo parcial que el hombre, lo que implica una remuneración menor.

Interrupciones laborales: las mujeres suelen abandonar sus carreras profesionales para dedicar tiempo al cuidado de los hijos más que los hombres, con lo que los hombres acumulan más experiencia y mayor retribución. Seguramente haya gente que piense que dentro de un matrimonio la mujer se ve forzada a abandonar su carrera cuando llega un hijo debido a que es más fácil prescindir de su sueldo que es menor que el de su marido. Pero cómo los dos estudios anteriores demuestran esto no es cierto, ya que a igual puesto, el salario es similar. Por lo que también podría ser el hombre quien abandonase su carrera para atender a los hijos, en el caso que ambos tuvieran un puesto similar. Las razones por las que una mujer es más proclive a tener interrupciones laborales escapan a este post.

Con todo esto queda demostrado que hombres y mujeres no somos iguales en nuestros hábitos laborales. Cuando sí los somos (igualdad de puestos) los salarios son muy parecidos. Y si no lo fueran, … ¿las empresas no contratarían solo mujeres porque les saldría más barato?
a

Add to FacebookAdd to DiggAdd to Del.icio.usAdd to StumbleuponAdd to RedditAdd to BlinklistAdd to TwitterAdd to TechnoratiAdd to Yahoo BuzzAdd to Newsvine

a
a





Job sharing: un puesto, dos trabajadores

16 06 2011

a

FaceTweet it!

Add to Google Buzz

a

trabajoycrisis_Job_SharingUna de las propuestas de los indignados españoles es el reparto del trabajo fomentando las reducciones de jornada y la conciliación laboral hasta acabar con el desempleo.

Para conseguirlo, una de las medidas demandadas en la web de ¡Democracia Real Ya! es el job sharing en el que dos personas comparten un mismo puesto realizando jornadas reducidas con algunas horas de trabajo en común para coordianr todas las tareas del puesto. A pesar de lo que se pueda pensar esta iniciativa no es nueva, sino que ya se empezó a utilizar en los años 70 en Reino Unido y EEUU. Fue inicialmente usada entre las mujeres que querían conciliar carrera profesional y maternidad. Más tarde la iniciativa evolucionó y se extendió a trabajadores masculinos.

Según los indignados, esta política permitiría reducir el desempleo repartiendo el escaso trabajo que hay en España. Sin embargo existen ciertos inconvenientes. El principal es el síndrome del liderazgo. Resulta muy complicado que entre las dos personas no exista una que quiera sobresalir y llevar la voz cantante. Es un hecho que en la vida para conseguir algo se debe ser competitivo y el mundo laboral no es una excepción. Los trabajadores que compartan puestos querrán desempeñar su trabajo mejor que su compañero y esto puede generar conflictos en cuanto a quién ejerce de líder en el mini-equipo de dos. Aunque los indignados quieran apelar a la buena conciencia, el comportamiento humano obedece a incentivos y en este contexto la competitividad es inevitable.

Otro inconveniente resulta del hecho de la falta de identidad del puesto. Nuestros clientes, proveedores, compañeros no tienen claro a quién dirigirse para que les solucionemos un problema, ¿al de la mañana, al de la tarde, a ambos, o a niguno y directamente al jefe?

Por último aparece el problema del salario. Si compartimos puesto, tareas y responsabilidades también habrá que repartir el sueldo. Ninguna empresa repartirá 2.000 euros entre dos trabajadores por un puesto por el que habitualmente paga 1.000 euros. Una vez más entran en juego los incentivos. Otra cuestión diferente es que esos 1.000 euros sean un salario demasiado bajo, con lo que estoy de acuerdo.

Se puede concluir por tanto, que el job sharing sería una buena política para las personas que busquen por iniciativa propia, un trabajo flexible que les permita tener más tiempo libre y, de esta forma compatibilizar su trabajo con otras actividades, ya sea su vida familiar o cualquier otra. Pero esto no es otra cosa que flexibilizar el mercado laboral, algo que muchos economistas llevan pidiendo desde tiempos inmemoriales y a lo que nuestros sindicatos se oponen.
a

Add to FacebookAdd to DiggAdd to Del.icio.usAdd to StumbleuponAdd to RedditAdd to BlinklistAdd to TwitterAdd to TechnoratiAdd to Yahoo BuzzAdd to Newsvine

a





¿Cuándo hablar de dinero en las entrevistas de trabajo?

19 12 2010


g

Like this at Facebook Be the first in your friends to like it

 

gg

Una de las cuestiones más incómodas en las entrevistas de trabajo es la cuestión económica. Muchas veces no sabemos cuándo ni cómo abordar el asunto. Si debemos hacerlo nosotros o esperar. En general se debe esperar hasta que el entrevistador lo haga, pero …¿y si no lo hace? No querremos vivir en la incertidumbre hasta llevarnos la gran sorpresa en el momento de firmar el contrato.

show-me-the-money

Lee el resto de esta entrada »





Si volviera a nacer… ¡funcionario sin dudarlo!

11 11 2010

g

Like this at Facebook Be the first in your friends to like it

g

g

Recuerdo las palabras que escuché no hace mucho del padre de un buen amigo: “Si volviera a nacer, lo tendría clarísimo, me haría funcionario sin dudarlo”.

Para justificar su afirmación, añadió: “Mira si viven bien, tienen sueldo fijo y trabajo para toda la vida, no se preocupan por lo que piense el jefe ya que no les pueden despedir y además como son tantos, trabajan menos que los Reyes Magos, que sólo lo hacen una vez al año y es mentira”.

g

h

¿Es real la imagen que tenemos de los funcionarios en España?

Lee el resto de esta entrada »